¿QUÉ ES EL MATCHA?

El Té Matcha es la hoja entera del té verde, que tras un proceso especial de cultivo, recolección y secado, se muele para obtener un polvo fino y verde intenso que multiplica los beneficios del té verde.

El Té Matcha es una bebida centenaria, una de las más clásicas de Japón, que ha visto impulsado su consumo en occidente en los últimos años por su amplio abanico de propiedades y beneficios.

Una de las propiedades más importantes del té Matcha es que al consumirlo estamos consumiendo toda la hoja, lo cual aporta más vitaminas, minerales, antioxidantes y aminoácidos que si tomamos solo la infusión como en otros tés. Esta diferencia es tan sustancial que un vaso de matcha equivale a 10 vasos de té verde en contenido en antioxidantes y valor nutricional. 

La otra gran diferencia que encontramos con respecto a un té verde convencional es el mayor aporte de antioxidantes, producidos cuando la planta se oculta de los rayos del sol.

ORIGEN DEL TÉ MATCHA

El té Matcha tiene su origen en China, durante la dinastía Song en el siglo X. Durante esta época pensaron que el té podría ser molido para no solo ingerir la infusión, sino toda la hoja.

Más tarde el monje budista Eisai lo trasladó a Japón, y desde el año 1191 se lleva utiliza este té para la conocida ceremonia del té japonés, igual que las demás variedades de té rojo, negro, blanco, azul o verde.

Debido a lo refinado de su producción, preparación y consumo, el té Matcha comenzó asociándose a las clases altas, y es cierto que es una de las variedades más costosas que ofrecemos en La Buena Tierra. Sin embargo, su gran cantidad de beneficios para la salud compensan frente a un té verde convencional. Además, en occidente tenemos la ventaja de poder consumirlo sin una ceremonia previa. Explicaremos cómo se prepara un poco más abajo.

CÓMO SE OBTIENE EL TÉ MATCHA

Parte de la razón que convierte el té Matcha en un producto tan laborioso comienza unas cuantas semanas antes de recolectar las hojas. El té Matcha proviene de la planta Camellia Sinensis, como casi todos los tés, pero para elaborar esta variedad, las hojas se tapan y se ocultan de la luz del sol.

Este hecho hace que la planta se vea obligada a producir más clorofila, lo que le da un color verde más fuerte y oscuro. Esto además hace que se produzcan más aminoácidos, lo que le da un mayor dulzor que el resto de tés verdes.

Una vez llega el momento de recolección se seleccionan las hojas a mano para obtener las de más alta calidad. En este momento se separan las hojas de los tallos y se les somete a un baño de vapor. En este punto tenemos un té conocido como Aracha, que también se consume.

Es en este punto del proceso donde se separa la hoja de las venas y todo lo que no sirva para el Matcha. El resultado es el conocido como té Tencha.

El último paso es el molido, tras el cual obtenemos el polvo que ya es té Matcha. La tradición dice que este proceso hay que llevarlo a cabo con molinos de piedra de granito, pero con el paso de tiempo y la industrialización esto ya no es siempre tan artesanal, lo que da por consiguiente diferentes calidad de té Matcha.

También podemos encontrar en el mercado diferentes tés verdes en polvo, que no tienen que ser Matcha necesariamente. Lo más probable es que parte del proceso intermedio no se haya llevado a cabo o que simplemente no provengan de plantas a las que se les ha ocultado de la luz solar.

PROPIEDADES

El té Matcha es muy conocido en Japón, pero está ganando rápidamente popularidad en todo el mundo debido a su gran número de propiedades y beneficios.

Ayudar a reducir el estrés

Estimular las defensas

Reducir el colesterol

Combatir el cáncer

Rico en vitamina C, magnesio y zinc.

Diurético

Ayuda a controlar el colesterol

Desintoxicante natural que ayuda a prevenir enfermedades.

Previene el envejecimiento,

Reduce la inflamación y te ayuda a perder peso.

Rico en L-teanina, aminoácido que relaja y da energía sin agotar.

CÓMO PREPARAR TÉ MATCHA

Debido a su empleo en la ceremonia del té japonés, el té Matcha tiene muchas formas de preparación, que van desde unos segundos hasta todo lo que nos puede llevar una ceremonia como es la del té japonés.

Para prepararlo de forma rápida y tomar en casa, simplemente tenemos que añadir media cucharadita de té Matcha por taza a un recipiente con agua por debajo del punto de ebullición, a unos 90ºC. Hay que mezclarlo con mucha energía.

La preparación clásica se lleva a cabo con dos instrumentos japoneses, el chashaku y el chasen. El chashaku es una pequeña cucharilla de bambú, y tenemos que añadir dos medidas de esta por 75 ml de agua. Después usaremos el chasen, una especie de batidor también de bambú, para moverlo enérgicamente y obtener una mezcla con una espuma en la parte superior. El resultado es conocido como Usucha.

Además de como té, al ser un polvo, el Matcha también se usa para la elaboración de recetas. Hemos recopilado 5 recetas para preparar con Matcha que puedes ver aquí 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies